Pedí ayuda a tu entorno

unnamed (19)

Tu familia, amigos y compañeros de trabajo pueden formar parte del proceso de cambio de hábitos alimentarios.

Pediles ayuda, vas a ver como sus pequeñas acciones te van a beneficiar. En el trabajo podés decirle a tus compañeros que no te ofrezcan alimentos que no forman parte de tu plan de alimentación (facturas, galletitas, etc.), que pueden generarte mayor ansiedad tan solo con verlos. En tu casa lo mismo, permitiles de antemano que te hagan ver con una observación amable, si te estás excediendo con la cantidad o estás incorporando un alimento que no corresponde. Dejate ayudar y agradeceles, nunca te enojes. Recordá que vos se los pediste y lo hacen por tu bien.

Si salís a comer afuera, siempre existen opciones saludables. Hoy en día la consciencia del cuidado está cada vez mas presente, por eso elegí alternativas que te convengan. Pediles a las personas que te acompañen que te ayuden también en esto, evitando insistirte que consumas preparaciones que no te favorezcan.

Muchas veces quienes te rodean con el afán de hacerte sentir bien, utilizan frases como ”comé, no pasa nada”, “ estás bien”, “mañana te cuidas”, “date un gusto”.

El entorno es sumamente importante e inclusive es muy probable que ellos también se beneficien al verse influenciados por otras opciones de alimentos mas saludables y naturales.

Integrar a tu entorno es parte del proceso de cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.