Aprendé a resistirte

unnamed (14)

La próxima vez que experimentes el deseo compulsivo de comer, prepará tu mente utilizando estas 5 técnicas:

1 – Idendificalo: Decite a vos mismo «Esta sensación es solo un deseo, es incómodo e intenso pero no es una emergencia como él hambre real».

2 – Mantenete firme: Decite a vos mismo «De ninguna manera voy a comer lo que estoy deseando». Recordá que necesitás fortalecer el músculo de la resistencia y no el músculo de la rendición.

3 – Pensá que no tenés elección: La parte emocionalmente dolorosa del deseo compulsivo de comer es la lucha interna que se siente. Una vez que seas capaz de decirte a vos mismo con total convencimiento que NO TENÉS ELECCIÓN y te pongas a hacer otra cosa, el deseo disminuirá.

4 – Imagínate el momento siguiente a rendirte al deseo compulsivo de comer: ¿Cuánto durará el placer?. Visualizate débil y descontrolado, comiendo todavía mas y sintiendote peor. ¿Qué crees que es mejor?.¿Comer o no comer?.

5 – Recordá porque querés aprender a soportar el deseo. Pensá en todos los beneficios de cambiar tus hábitos y estar en un peso saludable.

Poné en la balanza el peso real de la alegría y disfrute qué sentirías cuando logres ese objetivo en relación al momento de placer tan momentáneo que te producirá el comer emocional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.